logo


               facebooktwYT

Curioso: para turistas, Buenos Aires no es una ciudad insegura

meca. San Telmo es uno de los lugares turísticos por excelencia de la Ciudad. Los comerciantes advierten a los visitantes que cuiden sus pertenencias.

Distintos visitantes extranjeros consultados aseguraron que "andan sin miedo" por Capital. Desde la Defensoría del Turista señalaron que la mayor cantidad de consultas están vinculadas al consumo.
El 8 de diciembre de 2017, el estadounidense Frank Joe Wolek fue atacado por dos delincuentes en el barrio de La Boca (recibió diez puñaladas y sobrevivió de milagro): el policía de la Bonaerense Luis Chocobar, que estaba de civil, mató a uno de los ladrones. El 30 de diciembre de 2018, el sueco Christoffer Persson fue baleado en Montserrat en un intento de robo y debieron amputarle su pierna derecha. El 31 de enero de 2019, un canadiense fue herido en el hombro con un arma blanca en San Telmo. Los tres casos, que ocurrieron en un lapso de tiempo algo mayor a un año y a pocas cuadras de distancia, tomaron notoriedad debido a que las víctimas eran turistas. Sin embargo, más allá de esos episodios y las precauciones de rigor, quienes llegan a la Ciudad desde otros países no se sienten inseguros en Buenos Aires. Así al menos lo aseguraron muchos visitantes consultados, quienes dijeron no estar al tanto de esas noticias.

San Telmo, meca de turistas por excelencia en la Capital Federal, puede servir como botón de muestra. Una pareja de jóvenes austríacos, cámara fotográfica en mano y mochila colgada por delante, contó: "Estamos tranquilos. Andamos sin miedo. No nos dieron ningún consejo especial antes de venir a Buenos Aires". Un grupo de personas, oriundas de Serbia y Croacia, concordó: "Nos dijeron que estemos con cuidado, que no nos distraigamos. Pero por el momento no tuvimos ningún problema". Dos chilenos, en tanto, aseguraron: "Vemos mucho control policial, no tuvimos inconvenientes". "Después de recorrer distintos países de Latinoamérica, no siento temor en Buenos Aires", sostuvo un canadiense. En la misma sintonía se mostró un grupo de brasileños.

El encargado de un hostel del barrio de San Telmo sostuvo, en tanto, que más allá de aconsejar a los huéspedes, no percibe en ellos "temor a salir". "Les decimos que tengan cuidado con los celulares. Sobre todo a las chicas, que traten de no andar solas a la noche por acá. Pero, más allá de algún caso puntual, la gente que se hospeda acá sale sin preocuparse demasiado", sostuvo.

Cintia Bruno, titular de la Defensoría del Turista de la Ciudad, detalló al respecto: "Trabajamos en la asistencia al turista, con sedes en los principales puntos de interés. La mayoría de las consultas tienen que ver con cuestiones de consumo, con algún error en la contratación de un transporte o de un vuelo. O problemas con el hotel". Se reciben, en menor medida, denuncias por robo: "Cuando son víctimas de robo, los asesoramos para hacer la denuncia. Muchas veces la necesitan por el tema del seguro. En cuanto a casos violentos de ataques a turistas, son los que trascendieron en los medios. No tuvimos más que esos".

La "tranquilidad" con la que los turistas recorren las calles porteñas suele ser aprovechada por los delincuentes. Diversos comerciantes de San Telmo fueron testigos de los "arrebatos" a los visitantes. "Sobre todo los domingos, cuando anda mucha gente. Los ladrones roban celulares y billeteras de aquellos que se distraen", coinciden los encargados de distintos negocios.
Infobae.-