logo


               facebooktwYT

Brasil construirá el puente entre San Javier y Porto Xavier para aprovechar el puerto de Santa Ana

El secretario de turismo y desarrollo de Porto Xavier, Ovidio Kaiser, confirmó que se firmaron los acuerdos internacionales necesarios con la Argentina y, tras la finalización de los estudios de impacto ambiental, se llamará a licitación internacional para la construcción del puente que unirá las ciudades de San Javier en Misiones y Porto Xavier en Río Grande Do Sul. La construcción llevará tres años y contempla un centro integrado de frontera con una superficie total de 20 hectáreas.

El funcionario brasileño aseguró que los gobiernos de Argentina y Brasil han firmado los acuerdos pertinentes y se procederá a avanzar en la concreción del proyecto, que ya cuenta con el financiamiento necesario para desarrollarlo. En el anteproyecto se presentaron dos variantes de la traza de la nueva vía de unión entre los dos países y se determinó que la que se realizará es la Nº1, que pasa más cerca de la localidad misionera.

Como principal interés estratégico del vecino país para la decisión de encarar la obra, el funcionario destacó que más allá de la integración y el turismo, la región fronteriza de Río Grande Do Sul con Misiones aspira a exportar por el puerto de Santa Ana, Misiones, ya que se torna una vía de salida mucho más cercana que el océano Atlántico. La zona produce unos 6 millones de toneladas de soja con destino a Asia, como así también carnes y a la vez importan granos de maíz para producción animal.

Sobre el estado del proyecto, Kaiser señaló que se están realizando algunas determinaciones para finalizar los estudios ambientales y en el mes de marzo se llamaría a licitación para realizar la obra, que tendría un tiempo de ejecución de tres años. Para lograr finalizar los trámites administrativos de llamado a licitación se aplicará un régimen diferencial de contratación denominado "Régimen Diferenciado de Contratación integrada", estipulado en las reglamentaciones del Brasil, que permitirá dar prioridad a la ejecución, con lo que a mediados de 2019 se podría iniciar la obra.

El gobierno brasileño tiene en desarrollo tres proyectos de unión física con países del Mercosur. Además del que anunció el funcionario con Argentina, tratan de desarrollar uno similar con la República Oriental del Uruguay, en la localidad de Yaguarón, y el otro es un segundo puente que unirá las ciudades de Foz de Iguazú y Ciudad del Este.

Consultado sobre si la Argentina deberá aportar parte de los costos de la obra el secretario señaló que el convenio no incluye una contrapartida por parte del gobierno nacional sino que se genera un compromiso internacional para que, en el próximo proyecto que se trate, Argentina busque el financiamiento como lo hicieron en Brasil en este caso.

La obra

El monto total aprobado por el gobierno del Brasil para ejecutar la obra es de R$120 millones (alrededor de U$30 millones) que, basado en el Producto Bruto Regional, es un monto absolutamente menor. Según detalló Kaiser, el puente va a ser público pero para el mantenimiento se tendrá que cobrar un peaje, que tendrá un valor simbólico y que además no se cobrará de inmediato. La estructura tendrá una longitud de 945 metros con 17m de ancho de calzada. Incorporará banquinas de 2,5m en ambos carriles de circulación, una vía expresa para peatones y una ciclovía.

Según el secretario el puente tiene un gran interés, en cuanto a la integración regional, la circulación de las personas, el turismo y el comercio. "Para nosotros es la integración, somos hermanos, tenemos una historia común. Es principalmente la recuperación de los pueblos jesuíticos" aseguró. Además, comentó que los pueblos de cabecera tendrán la posibilidad de desarrollarse económicamente a través del intercambio y el turismo.

En particular, señaló que desde la gobernación del estado de Río Grande Do Sul, existe un interés particular en desarrollar la vía de comunicación por su cercanía al puerto de Santa Ana, que ahorraría 630Km de recorrido a los camiones que transportan 6 millones de toneladas de soja que se producen en la región al puerto más cercano de la costa del océano Atlántico.

El centro de frontera, que será de control integrado como en Puerto Iguazú, tendrá una superficie total de 20 hectáreas y contará con estacionamiento para camiones, corrales para animales y todas las facilidades para desarrollar actividades de importación y exportación entre Argentina y Brasil con una mirada de integración regional.