logo


               facebooktwYT

"Relato Salvaje" en Villa Urquiza: el taxista podría recibir una pena de hasta dos años

Es en caso de que se acrediten dos delitos por separado, por lesiones y daños, y es excarcelable
Claudio Daniel Rímolo, el taxista que protagonizó la feroz pelea con otro conductor el viernes pasado en Villa Urquiza, que quedó registrada en un video, podría recibir una pena de hasta dos años por lesiones y daños.

Según explicó el fiscal Norberto Briotto, a cargo de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N° 2, por el momento no está definida la carátula ya que todavía deben tomar testimonio a los testigos del brutal episodio.

La feroz pelea entre el taxista y el automovilista fue filmada por un comerciante y se viralizó por las redes sociales
La feroz pelea entre el taxista y el automovilista fue filmada por un comerciante y se viralizó por las redes sociales
Briotto explicó que el único imputado es el taxista y que si se acreditan lesiones a partir del parte médico, además de los daños serán dos delitos por un mismo hecho.

Play
"Los dos delitos tiene un una pena máxima de un año con lo cual si acreditamos dos hechos distintos podrían sumarse las penas", apuntó el fiscal en diálogo con Radio La Red.

Sin embargo, aclaró se trata de un delito excarcelable y podría solucionarse a través de la mediación de las partes.

Además, desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad informaron que el conductor no podrá volver a manejar hasta que la Justicia dictamine sobre su culpabilidad: le suspenderán preventivamente su licencia de conducir profesional y su habilitación para manejar cualquier vehículo en la Ciudad. Es la misma determinación que las autoridades porteñas hacen en casos similares como los denominados "Caza Uber". Advirtieron que el lunes entablarán contacto con la fiscalía para ponerse a disposición en caso de requerir pruebas o información vinculante.

María Lucila Balton, dueña del vehículo, denunció a su chofer
María Lucila Balton, dueña del vehículo, denunció a su chofer
Por otro lado, indicó que no se trata de un episodio aislado. "En la fiscalía tenemos un montón de hechos en los que los conductores reaccionan así, generalmente con colectivos involucrados". Y añadió: "Hay mucha pelea, justicia por mano propia, reacciones de este estilo de bajarse y romper otro vehículo. En turnos de 15 días tenemos casi un caso por día".

El hecho ocurrió el viernes cerca de las 10 de la mañana cuando el otro conductor involucrado, identificado como Fabio Rojas, se insultó con Rímolo en la intersección de la Avenida Triunvirato y La Pampa. Dos cuadras después, en una esquina, la discusión verbal viró en agresiones físicas y materiales. El taxista se subió al capó del Chevrolet Corsa, le rompió el parabrisas, lo golpeó; el otro se bajó, le pegó en el cristal trasero hasta promover una pelea de puños. Antes de escapar, el principal agresor dio marcha atrás y provocó un choque adrede, con el que destruyó la parte trasera de su automóvil y la delantera del otro implicado.

María Lucila Balton, la titular del Volkswagen Voyage se presentó durante la mañana del domingo en la Comisaría 12 C de la Policía de la Ciudad. Allí, con la presencia de la documentación que le atribuyen la propiedad del vehículo, denunció a Rímolo.

Ayer, Infobae se comunicó con Fabio Rojas, dueño del Chevrolet Corsa damnificado. "Vi el video cinco veces y pienso que quería matarme. Cuando pone marcha atrás... Agradezco estar vivo, sinceramente me dolió cómo me dejó el auto pero agradezco que no me pasó nada", dijo el hombre.

Para Briotti, en este caso en particular llama la atención "el grado de violencia" del imputado, por lo cual se espera que se aplique la máxima de pena, que va desde los 15 días a un año.

"Muchas cosas agravan la situación del imputado. Una cosa es bajarse y romper el auto del otro conductor y otra es subirse, dar marcha atrás, insistir con hacer el daño; agrava también que dentro del vehículo hay una mujer y un bebé", advirtió.
Infobae.-