logo


               facebooktwYT

Repartidores, choferes de Uber y vendedores de pescado: los empleos de los jugadores del Real Pilar, verdugo de Vélez

El conjunto de la Primera D eliminó al "Fortín" en los 32avos de final de la Copa Argentina y su plantel tiene una historia digna de ser contada
Sol de Mayo había dado el batacazo ante Rosario Central y Estudiantes de Caseros hizo lo propio con Tigre en la misma instancia. Pero sin dudas el triunfo más inesperado de la ronda de 32avos de final se registró anoche en cancha de Temperley, donde el novato Real Pilar venció 1-0 a Vélez y se clasificó a la siguiente ronda de la Copa Argentina en su estreno.

El conjunto que apenas tiene dos años de existencia hizo un partido competitivo desde el inicio, aprovechó su situación y soportó cada ataque del Fortín para sacar esta difícil empresa adelante. Y quien tomó la palabra después de la victoria más importante de la historia del club fue Tomás Arrotea, su entrenador.

"El grupo se lo merece, no sólo los que jugaron, son 30 jugadores que dejan todo por ir a entrenar tres horas a la mañana, con poco descanso y mala alimentación. Lo planteamos como todos los partidos de nuestra categoría, analizamos los últimos cuatro encuentros del rival buscando virtudes y defectos. Aaunque Vélez tiene muchísimas y muy pocos defectos. Los jugadores pensaron colectivamente y no individualmente, no entraron a dominar porque sabíamos que no íbamos a hacerlo, pero dentro de todo lo hemos controlado", valoró.

En diálogo con ESPN, el estratega del Monarca detalló los preparativos: "Había que plantear el partido pelota a pelota, no había que volverse loco, sin importar el resultado. Hacer un partido competitivo y ver a qué nos llevaba eso. Por suerte fue a la victoria".

Más tarde, remarcó cuáles son las diferencias entre un elenco de la máxima divisional y el suyo, situado en la última categoría del ascenso metropolitano: "El fútbol es entrenamiento, alimentación y descanso. El entrenamiento lo podemos igualar en el día a día, lo que es descanso es muy poco y la alimentación, por el poco descanso, siempre es mala. Los equipos de Primera naturalmente son buenos en lo físico, más el entrenamiento que tienen, había que poner un plus y lo hicimos".

La distancia entre Real Pilar y Vélez se basa en la cantidad de tiempo que le dedican unos y otros jugadores a la profesión. Sin identificarlos, Arrotea reveló que tiene dirigidos que son repartidores en supermercados, choferes de Uber y pescaderos: "Sus trabajos hacen que el descanso no sea óptimo".

Por último, alabó a su arquero, Tomás Sultani, y argumentó por qué este fue el golpe más importante en la historia de la Copa Argentina: "La novedad es que fue dentro de los 90 minutos, es un plus, no fue por penales".
Infobae.-