logo


               facebooktwYT

Provincias: no darán plus y alertan por Ganancias

Juan Manuel Urtubey

Preocupación por la merma en los ingresos por coparticipación que generará una menor recaudación por modificaciones tributarias.
Los paliativos económicos anunciados por Mauricio Macri ayer para mejorar el poder adquisitivo de diversos sectores generaron presión en las provincias.

En primer lugar, gremios locales ya reclaman a gobernadores el pago de un bono a estatales de $5.000 como el que recibirán los empleados de la administración nacional. Desde las administraciones advierten que no están en condiciones de hacer frente a un plus, pero además aventuran una caída de ingresos en las arcas locales. Es que el aumento de mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias mermará la coparticipación, ya que ese tributo desde el Pacto Fiscal 2017 se reparte entre las provincias.

Desde una serie de distritos aclararon que no podrán hacer frente a ese gasto, principalmente en las provincias que aplican cláusula gatillo para aumentar sueldos de acuerdo a los índices de inflación. "Todos los empleados tienen la certeza que su capacidad de compra está intacta, si la inflación sube se les paga", explicó ayer a medios de Mendoza el ministro de Gobierno de esa provincia, Lisandro Nieri. El funcionario del gobernador radical Alfredo Cornejo respondió así a los reclamos de los gremios ATE y de la Salud, desde donde piden una suma extra.

Exigencias
En Río Negro, hubo exigencias similares de ATE y de UPCN al mandatario Alberto Weretilneck. Además del bono de $5.000 activaron una reunión de la Mesa de la Función Pública para buscar "medidas complementarias" que equilibren la disminución del salario real, como indicaron desde los sindicatos. Hasta ayer, no hubo respuesta.

Por el momento, las administraciones provinciales negaron que estén en condiciones pagar un plus extraordinario. Buena parte de esos distritos bajo los mismos argumentos que Mendoza: ya aplican cláusula gatillo, con lo cual una potencial aceleración inflacionaria quedará integrada a los haberes de los estatales.

Las medidas de Macri también fueron parte de una reunión de gabinete en Salta, comandada por Juan Manuel Urtubey. El gobernador y candidato a vicepresidente por Consenso Federal recalcó que "el Gobierno provincial garantiza el poder adquisitivo salarial de los trabajadores del Estado". Recordó, que en Salta se aplica una actualización automática salarial mensual según los índices inflacionarios del INDEC. Con respecto al anuncio del bono de $5000, Urtubey señaló que es una medida "para la administración pública nacional".

En otros distritos que aplican cláusula gatillo, como San Juan, gobernada por Sergio Uñac, o Santa Fe, los argumentos fueron similares. Sin embargo, desde una provincia gobernada por el peronismo que no tiene aumentos automáticos manifestaron a Ámbito Financiero que "si Nación envía el dinero se puede pagar un bono"; y agregó que harán el pedido formal a la Casa Rosada "para darle a los empleados públicos los 5 mil pesos".

Otros distritos PJ admitieron que "están haciendo números", pero que sería muy difícil hacer el pago. Uno de los puntos que alejan la posibilidad es que esperan una merma de coparticipación por la decisión de aumentar el mínimo no imponible de Impuesto a las Ganancias. Desde la derogación del artículo 104 acordado por Nación y las provincias que adhirieron al Pacto Fiscal (todas menos San Luis y La Pampa), las detracciones a ese tributo que se destinaban a financiar Anses o el Fondo del Conurbano (entre otros ítems) pasaron a engrosar la coparticipación. Por lo tanto, cualquier retoque en Ganancias impacta directamente en las provincias.

"No fuimos consultados, pero claramente nos perjudica", dijeron a este medio desde una administración norteña. Las provincias aún están en pleno cálculo de cuánto perderán por estas modificaciones.

Las advertencias son en todos los casos solitarias y no germinaba hasta ayer una reunión de ministros provinciales, como las que han antecedido por ejemplo al Presupuesto Nacional 2019 o bien el mismo Pacto Fiscal, que calmó el reclamo de María Eugenia Vidal sobre el tope de $650 millones al Fondo del Conurbano.

"Sin dudas pediremos asistencia a Nación", manifestaron desde un distrito a este diario. Desde otro, con las cuentas en superávit, señalaron que no harían ningún reclamo, ya que si bien habrá una caída en los ingresos, la medida de Macri es "correcta".

"La alternativa de bajar aporte personal también genera impacto. Lo mismo Ganancias y el monotributo. La situación es muy complicada", agregaron desde una provincia importante en términos electorales.
Ámbito.-