logo


               facebooktwYT

Túneles renovados, andenes más anchos y nuevo acceso: avanza la obra debajo del Obelisco para facilitar la conexión de los subtes

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, supervisó las obras del Nodo Obelisco

Es para ampliar y modernizar el Nodo Obelisco, que conecta las líneas B, C y D. Por allí confluyen a diario unos 310 mil pasajeros
El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, supervisó este lunes al mediodía las obras de la Central Obelisco, que facilitarán la combinación de las líneas B, C y D del subte y mejorarán la accesibilidad.

Se trata de una de las obras de infraestructura más importantes de la Ciudad, que permitirá una circulación más fluida a los 310.000 pasajeros que confluyen a diario por debajo de la Avenida 9 de Julio.

"Es una obra muy compleja que venimos trabajando bien y cumpliendo los plazos", aseguró Rodríguez Larreta, quien remarcó que se sumará un nuevo espacio en esa zona "que tanto se necesita".

El llamado "Nodo Obelisco" es el punto más conflictivo de la red, porque fue construido en la década del 30, cuando la cantidad de pasajeros era mucho menor. En este nodo funcionan las estaciones Carlos Pellegrini, de la línea B, que tiene 340 mil pasajeros por día; Diagonal Norte, de la línea C, con 200 mil usuarios por jornada, y 9 de Julio, de la D, que traslada a 310 mil viajeros.

La obra contempla más accesos, más túneles y andenes más anchosLa obra contempla más accesos, más túneles y andenes más anchos
Para facilitar la circulación de los pasajeros, actualmente se está construyendo otra entrada sobre la calle Sarmiento al 800 -entre Suipacha y Esmeralda- que tendrá empalmes con el andén Catedral de la línea D y el andén Constitución de la línea C.

Habrá más escaleras y ascensores para personas con movilidad reducidaHabrá más escaleras y ascensores para personas con movilidad reducida
Uno de sus objetivos primordiales es eliminar el problema de que para vincular la línea C y la B hay que caminar por el andén de la D, lo que genera una gran acumulación de gente. Hoy, los pasajeros en tránsito deben esquivar a los que se encuentran en el andén esperando la formación generando importantes demoras en el trayecto. Finalizada la obra, se van a conectar directamente.

Los espacios de combinación y evacuación también serán renovados. Y las personas con movilidad reducida, en tanto, podrán acceder a las estaciones de la línea C y D en la zona gracias a nuevas escaleras mecánicas y ascensores.

Actualmente se está llevando a cabo la segunda fase del proyecto, que contempla la construcción de un nuevo acceso desde la calle Sarmiento al 800Actualmente se está llevando a cabo la segunda fase del proyecto, que contempla la construcción de un nuevo acceso desde la calle Sarmiento al 800
Durante la recorrida Larreta estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia; el secretario de Transporte, Juan José Mendez, y el presidente de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), Eduardo De Montmollin.

La obra fue diseñada en tres etapas: la primera, ya finalizada, consistió en la construcción de un túnel de hormigón armado debajo de la calle Sarmiento; la segunda, en ejecución, comprende el acceso a la calle, que terminaría en junio de 2019, y por último la tercera, en proceso licitatorio, corresponde a la ampliación de los andenes de las estaciones 9 de Julio hacia Catedral (línea D) y Diagonal Norte en ambos sentidos (línea C).

La nueva entrada a las líneas C y D va a estar terminada en julio de este añoLa nueva entrada a las líneas C y D va a estar terminada en julio de este año
Por su parte, Moccia explicó que "la próxima etapa es la nueva entrada a la C y la D que va a estar en julio de este año, y después vamos a terminar la etapa final que incluye que se pueda pasar de la C a la B sin pasar por el andén de la D, que es uno de los lugares donde hoy está más saturada la red".

Es en el marco de este plan que se está llevando adelante la renovación de los coches de la línea D, la instalación del nuevo sistema de señales y nuevas obras que van a lograr una frecuencia promedio de 2:15 minutos entre formaciones.

Larreta supervisó las obras junto a los miembros de su GabineteLarreta supervisó las obras junto a los miembros de su Gabinete
De esta manera, se va a reducir el intervalo entre formaciones y el tiempo de espera en la estación hasta la llegada del subte. Además, los coches Alstom que se van a incorporar cuentan con aire acondicionado.

Con la optimización de la infraestructura existente, la calidad de viaje diaria va a incrementarse. Por eso, aseguran que cuando finalicen las obras, los usuarios de la línea D van a viajar más rápido, ya que el recorrido desde la estación Congreso de Tucumán a Catedral va a durar 22 minutos y 15 segundos en vez de los 26 minutos actuales.